La ONG estadounidense No Kid Hungry, que lucha por paliar el hambre entre los niños más desfavorecidos del país, ha rechazado una donación de 200.000 dólares (unos 184.000 euros) del rapero conocido como Tekashi 6ix9ine, al considerar que sus “actividades no se alinean con nuestra misión y valores”.

Tekashi, cuyo nombre real es Daniel Hernández, acaba de salir de la cárcel, tras ser condenado a dos años de prisión, comutada por arresto domiciliario tras cerca de un año por sus problemas de asma y ser población de riesgo frente al coronavirus. 

El rapero acabó en prisión tras declararse culpable de delitos como robo, tiroteos y otras actividades delictivas, pero su condena fue reducida tras testificar contra algunos miembros de la banda Nine Trey Gangsta Bloods. 

Antes, en 2015 también se declaró culpable de un supuesto delito de abuso sexual a menores, tras mantener relaciones sexuales con una menor de 13 años cuando él ya había cumplido los 18. 

Tras salir de la cárcel Tekashi lanzó una nueva canción y una línea de productos centrados en la misma, que le hicieron ganar cerca de 2 millones de dólares en apenas una semana. El rapero había prometido donar el 10% de esa cantidad. 

Así que eligió a la ONG No Kid Hungry para cumplir esa promesa. En sus redes sociales escribió que no se debía olvidar “a los niños y las familias” que dependen de las escuelas públicas “para las comidas diarias”. El rapero hizo ver que había que “mantener a nuestros futuros líderes creciendo con su mejor potencial”. 

Y recordó, a sus casi 20 millones de seguidores en redes sociales que “si eres bendecido por Dios, también debes ayudar a los demás”. 

Sin embargo, la ONG rechazó la donación por la controvertida vida del rapero. “Estamos agradecidos por la generosa oferta del Sr. Hernández de donar a No Kid Hungry, pero hemos informado a sus representantes que hemos rechazado esta donación”, alegaron en declaraciones a Yahoo Entertainment. “Dado que es una campaña centrada en los niños, nuestra política es rechazar la financiación de los donantes cuyas actividades no se alinean con nuestra misión y valores”, explicaron. 

Tekashi reaccionó asegurando que la ONG preferiría “sacar la comida de la boca de estos niños inocentes” y que nunca había visto “algo tan cruel”.